domingo, 28 de octubre de 2018

Reasumimos dirección de la Academia Peruana de LIJ

Saludos amigos:
Luego de un largo paréntesis de tiempo, durante el cual fuimos requeridos para reactivar la Asociación Peruana de Literatura Infantil y Juvenil  (APLIJ), retornamos a la Academia con nuevos ánimos e interesantes proyectos.
Ustedes se preguntarán ¿Por qué reactivar la APLIJ? Porque en el Perú dicha institución creada en 1982, es la gestora del movimiento cultural más importante, gracias a la cual se ha creado conciencia respecto a la importancia de la literatura Infantil y Juvenil, se han promovido 37 Encuentros Nacionales de Escritores, la publicación de centenares de libros cada año, la movilización de ciudades, provincias, departamentos en torno al objetivo de estimular la creatividad literaria.
La APLIJ creó el Premio Nacional de Literatura Infantil, que estimuló la labor de ahora destacados autores, organizó concursos de poesía, narración, ensayo. Asesoró a la Casa de la Literatura en la creación del Pabellón Infantil. Solicitó con insistencia al  Ministerio de Cultura la oficialización de un Premio Nacional Oficial para los creadores de LIJ, hasta lograr su propósito.
Esta institución que creamos en 1982, sin descansar ningún año, aún durante los años difíciles de la guerra interior, recorrió el Perú despertando iniciativas, estimulando a los creadores, publicando libros.
Dicen que es la organización vigente y activa más antigua de América Latina, por lo menos en el Perú, no hay otra con esta trayectoria. Su rol sigue siendo el mismo que se estableció cuando se creó, promover la literatura infantil, difundir la obra de los autores, llevar libros a los niños, principalmente con trabajos de sus propios escritores locales, regionales. La Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil, nace posteriormente y nuestro objetivo ahora es lograr su consolidación, con la participación de nuevos intelectuales, que aseguren el noble cumplimiento de sus objetivos.

Lima, 28 de octubre del 2018.

Roberto Rosario Vidal
Presidente de la Acadelia LIJ

viernes, 20 de noviembre de 2015


RESULTADOS DEL PRIMER CONCURSO LATINOAMERICANO DE NOVELA INFANTIL Y JUVENIL INCA GARCILASO DE LA VEGA

El Jurado Internacional del CONCURSO LATINOAMERICANO DE NOVELA INFANTIL Y JUVENIL integrado por los escritores: Sylvia Puentes de Oyenard (Uruguay), Sara Montalván Arteta, Carlota Flores Scaramutti y Roberto Rosario Vidal, por unanimidad han emitido el siguiente veredicto: 

         CATEGORÍA DE NOVELA JUVENIL:  
      PRIMER PREMIO: LOS CAIMITOS DE LA OCHORA
      Autor: Wilson Alfiery Izquierdo Gonzales. País: Perú
                     
      MENCION HONROSA: LA CIUDAD DE ORO
      Autor: Homero Cárdenas Angulo. País: Perú

      CATEGORIA  INFANTIL:
      PRIMER PREMIO:    DESIERTO
      MENCIÓN HONROSA: MATEO YA
      Autora: Nidia Angélica Guzmán Reque. País: Bolivia.
     
      MENCION HONROSA: “La magnífica historia del enano payaso
      Autor: César Baldomero Sánchez Hernández. País: Perú.

El Jurado, en razón del conjunto de las obras presentadas, pone de relieve lo siguiente: 
                   Destacar  la amplia cobertura del presente concurso, que abarca la totalidad del área latinoamericana. Evento que tiene especial significado por ser el esfuerzo de la Academia Peruana de Literatura Infantil con el apoyo y concurso de la red de Academias de Literatura Infantil y Juvenil de países de América Latina, instituciones de estudio e investigación a quienes anima valores y criterios legítimos en el campo del arte y la cultura. 
                                    Invocamos a las instituciones involucradas en el desarrollo del arte y la cultura en general, y a los medios de comunicación en particular, de nuestros países, a difundir los resultados de este concurso, comunicando que la entrega de premios se realizará el próximo 5 de diciembre del 2015 en la Casa de la Literatura Peruana. 
Finalmente el Jurado Calificador expresa su gratitud por el valioso apoyo de los auspiciadores del Concurso: Academia Latinoamericana de Literatura Infantil y Juvenil, que preside la Dra. Sylvia Puentes de Oyenard y al señor Aníbal Paredes Galván, Director Gerente de la Editorial San Marcos, quien tendrá a su cargo la publicación del libro ganador. 

SYLVIA PUENTES DE OYENARD
Escritora y Presidente de la Academia Latinoamericana
de Literatura Infantil y Juvenil

CARLOTA FLORES DE NAVEDA
Escritora y Miembro de Número de la Academia Peruana
de Literatura Infantil y Juvenil

SARA MONTALVÁN ARTETA
Escritora y Miembro de Número de la Academia Peruana
de Literatura Infantil y Juvenil

ROBERTO ROSARIO VIDAL
Escritor y Presidente de la Academia Peruana
de Literatura Infantil y Juvenil







lunes, 25 de mayo de 2015

PREMIO LATINOAMERICANO DE CUENTO INFANTIL Y JUVENIL 2015

                                             
                                         
Organiza
Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil

Auspician
Academia Latinoamericana de Literatura Infantil y Juvenil
Editorial San Marcos

BASES

PREMIO LATINOAMERICANO DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL 2015 

Inca Garcilaso de la Vega

SUMILLA

El Concurso Latinoamericano de Cuento lleva el nombre del Inca Garcilaso de la Vega en razón de ser el iniciador de este género en nuestra América, al incluirse en su obra cumbre Comentarios Reales de los Incas, publicada en 1609, textos llenos de encanto, aventura y magia que constituyen la más auténtica literatura infantil, siendo pieza simbólica la historia de Pedro Serrano, antecedente 110 años antes de Robinson Crusoe de Daniel Defoe.

GÉNERO: CUENTO

La Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil con el auspicio de la Academia Latinoamericana de Literatura Infantil y Juvenil, la Casa de la Literatura Peruana y la Editorial San Marcos, convoca al Premio Latinoamericano de Literatura Infantil  y Juvenil 2015. Género: Cuento. Categoría: 1.-Niños   2.-Jovenes.

Participantes
Autores latinoamericanos mayores de 18 años, con libros de cuentos inéditos, escritos en castellano, que no tengan compromiso de publicación, ni estén en espera del resultado de otros certámenes.

Premios:

1.    Cuento para niños

2.    Cuento para jóvenes

Se concederá los siguientes premios para cada categoría:
·         Primer puesto: Medalla de oro (Cuento para niños y cuento para jóvenes)
·         Segundo puesto: Medalla de plata (Cuento para niños y cuento para jóvenes)
·         Publicación de un libro con los trabajos ganadores

Condiciones
·         Se concursará presentando un libro inédito de cuentos de tema libre, con un máximo de 60 páginas tamaño A4 y para niños y con un máximo de 80 páginas tamaño A4 para jóvenes.
·      Se enviará vía correo electrónico el libro escrito con letra arial, 12 puntos, a doble espacio sin ilustraciones, que se firmará con seudónimo.
·         En correo aparte, consignando el seudónimo en el exterior, el autor remitirá sus datos personales y una hoja de vida. El ganador cederá a la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil por cinco años, los derechos de publicación de su obra en idioma español, en todo el mundo.
·     Los organizadores estarán exentos de cualquier compromiso con los participantes no ganadores ni finalistas.
·         La participación en el Concurso implica la conformidad de los concursantes con las presentes bases.

Cierre de Recepción
Las obras se recibirán hasta el 30 de agosto del 2015.

Remitir a: boletinrimac@yahoo.com

Premio Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil (Sobre de datos personales)
o   Dirección:
Las Flores 410.Dpto.303 San Isidro
LIMA -  PERÚ  

Jurado
El jurado tendrá carácter internacional y estará integrado por tres destacados escritores adscritos a la Academia Latinoamericana de Literatura Infantil, por cada categoría, participando un escritor en representación de la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil, que actuará como Presidente.  El jurado podrá seleccionar las obras finalistas que considere de calidad para recomendar su publicación.
El jurado podrá tomar decisiones por mayoría simple y su fallo será inapelable. Igualmente, estará facultado para resolver cualquier aspecto del concurso no explicitado en estas bases.
El fallo del Jurado se dará a conocer el 15 de octubre del 2015.

Premiación
El premio será entregado al autor ganador en un acto solemne que se realizará el 30 de noviembre del 2015.
No se devolverán los originales no premiados, que serán destruidos una vez divulgado el fallo del jurado.

Lima, 31 de marzo del 2015.

 Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil



sábado, 9 de mayo de 2015

HUMOR, EDUCACIÓN Y LITERATURA INFANTIL


Discurso de incorporación a la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil, Dr. Luzmán Salas Salas

      Desde la hermosa e histórica tierra andina de Cajamarca, cantera de mis sueños y realizaciones, he venido a la capital del Perú, para recibir con humildad el reconocimiento de la prestigiosa Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil.

He entregado desde hace treinta y tres años mi ración de simpatía e identificación con los quehaceres de la  literatura infantil y juvenil en nuestra patria, y ese es mi más grande orgullo que hoy lo comparto con la majestad de los honorables miembros de la Academia, con el sudor y entrega de mis compañeros y Colegas de la Asociación Peruana de Literatura Infantil y Juvenil (APLIJ), con quienes hemos soñado en la belleza literaria que puede engrandecer a nuestros niños y jóvenes, con mis apreciados paisanos cajamarquinos integrantes del Club Departamental de Cajamarca con sede en Lima, con mis distinguidos hermanos egresados del glorioso y emblemático Colegio de San Ramón de Cajamarca, con todos los presentes, familiares y amigos, todos ustedes excepcionales testigos ante quienes hoy la ilustre Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil me honra acogiéndome en su seno.

Agradezco anticipadamente a los respetables miembros de la Academia por haber acordado mi incorporación a tan ilustre institución, y a nuestra insigne poetisa y escritora Carlota Flores Scaramutti de Naveda por sus generosas palabras de recepción que ha de pronunciar en breve.

En esta solemne ocasión, permítanme abordar el tema titulado HUMOR, EDUCACIÓN Y LITERATURA INFANTIL.

EL HUMORISMO

El humor o humorismo ((del latín: humor – oris) es definido como el modo de presentar, enjuiciar o comentar la realidad, resaltando el lado cómico, risueño o ridículo de las cosas.

Los antiguos griegos creían que el cuerpo humano contenía cuatro líquidos básicos llamados “humores”, los cuales relacionaban con los cuatro elementos (Aire, Fuego, Tierra y Agua). Estos líquidos eran sangre (aire), bilis amarilla (fuego), bilis negra (tierra) y flema (agua). Su balance era considerado esencial para la buena salud. Cuando alguien estaba en buen balance, lo consideraban de “buen humor”. (etimologías.dechile.net/?humor).

Según la procedencia latina, la palabra humor, humoris, significa propiamente “líquido, humedad” especialmente el agua, y muy especialmente aquella que resuma de la tierra (tierra es en latín humus) aunque es la etimología popular la que en Roma parece vincular humor a humus, ya que propiamente el vocablo arcaico y sus derivados se escriben sin hache (umor, umidos, umidificare…) y proceden de un verbo umeo que significa “estar empapado”.

En el imperio romano el prestigioso médico Galeno, nacido en Pérgamo, añadió un quinto humor, que en este caso era un soplo o “spiritus”, más que un líquido y lo llamó “pneuma” (neumonía?).

Durante la antigüedad, la edad media y buena parte de la edad moderna, la medicina se basó en los principios galénicos de los cuatro humores o líquidos dominantes en el cuerpo. Estas teorías eran disparates empíricos, pero ocupaban demasiados siglos en la historia como para no haber dejado alguna huella. Así sobreviven muchas palabras relacionadas con estos humores en el lenguaje actual:

·           La bilis negra o “humor negro”, cuando predominaba en la complexión, pensaban que producía tristeza, pesimismo, mala voluntad, por eso hoy llamamos “humor negro” a la despiadada crueldad del que se ríe de las desgracias. En griego “negro” era mélanos y “bilis” kolé, de ahí que al dominado por esta bilis negra se le llamase melnkholikós, de donde deriva melancólico, y también en latín su equivalente era atrabilis (“atra” es “negra”), de ahí “Atrabiliario”.

·           Del dominado por la bilis roja, que era sanguinario e iracundo, conservamos el adjetivo “colérico” y el sustantivo “cólera”.

·           El humor flemático (la flema o phlegma eran los mocos) se creía que si se acumulaba en un punto producía una inflamación que todavía cuando ocurre en los huesos maxilares a causa de infecciones dentales se le llama “flemón” o “flegmón”. Estaba asociado con el comportamiento “huevón” (en el sentido de flojo o poco activo) y por eso a los que alteran poco o tienden a mantener la compostura aún se les llama “flemáticos” (como a los ingleses).

·           Si la mezcla de los cuatro humores daba como resultado un carácter agradable en el trato, se decía que la persona era (o estaba) de “buen humor”, pero cuando de la mezcla resultante el carácter era intratable, hosco y desagradable, se decía que era (o estaba) de “mal humor”. Se pensaba que los humores eran variables (“Veremos de qué humor está Fulano hoy”). De la hipertrofia del sentido del “buen humor” hemos sacado los modernos el concepto del “humorismo” y el “humorista”, pero a lo mejor, si Cervantes resucitaba y lo oía, se creía que un humorista era una especie de endocrinólogo.

Por su parte, Joseph Klatzmann, en su obra L’humor juif (El humor judío), define el humorismo según su necesidad: “Reír para no llorar”. Más pesimista, se puede citar igualmente a Nietzsche: “El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa”, concepción que se aproxima a la filosofía cínica y que establece que el humor es, en el fondo, un tipo de catarsis o contraveneno espiritual.

El humorismo hace uso de la comicidad para derivar en una forma de entretenimiento y de comunicación humana que tiene la intención de hacer que la gente no se sienta infeliz y ría. La risa es, además, una de las pocas cosas que individualizan al ser humano y a algunas especies de homínidos respecto a otros animales; los etólogos señalan que el humor es ante todo un rictus que aparece en los labios de los primates y se muestra cuando estos se enfrentan a situaciones para ellos absurdas e incomprensibles: enseñar los dientes es una forma de desviar un impulso agresivo o de resumirlo mímicamente, un tipo de sublimación. De ahí que enseñar los dientes o reír entre los humanos esté frecuentemente ligado a disociarse de acontecimientos que suscitan normalmente profunda inquietud y que muchas veces se asocie con la desgracia (humor negro). Incluso se habla a veces de la risa nerviosa, como un acto fallido del subconsciente. Desde este punto de vista el humor se constituye en un acto de purificación que permitirá evacuar esta violencia, nacida de la frustración y del sufrimiento.

El humor desempeña una función catártica semejante al de las lágrimas, pero diferente en cuanto a que el humor supone una separación de y no una identificación con el objeto que es soporte del mismo, un desaprecio y no una compasión. De ello deriva también la curiosa relación sadomasoquista entre el humorista y el auditorio, que se expresa en risa; el humorista se presenta muy frecuentemente ante sus oyentes como resentido y humillado. Como hemos dicho ya, el origen del término humor  viene de la teoría de los cuatro humores del cuerpo de la medicina griega, que regulaban el estado de ánimo: la bilis, la flema, la sangre y la bilis negra o atra bilis. El carácter humorístico corresponde al humor sanguíneo.

Existen diferentes tipos de humor adaptados a diferentes sensibilidades y grupos humanos. Por ejemplo, los niños suelen reírse más de las caídas y tropiezos, mientras que no comprenden la sutileza de la sátira o de la ironía.

También hay variaciones culturales del sentido del humor, que puede hacer que lo que es divertido en un sitio carezca de gracia en otro. Esto se debe a que en el humor cuenta mucho el contexto, los a priori.

Por otra parte, es preciso señalar que se ha intentado utilizar el humor como un instrumento educativo (e ello se debe el célebre adagio castigat ridendo mores, “corrige riendo las costumbres”, que se utiliza como definición de la utilidad de la comedia clásica o neoclásica).

Existen algunas técnicas específicas de humor verbal, tales como la ironía, el sarcasmo, la hipérbole, el anticlímax (“Dios ha muerto, Nietzsche ha muerto y yo no gozo de buena salud”, Woody Allen, estadounidense), el enigma o definición incompleta o elíptica, la antítesis, el oxímoron, la atenuación o litotes, la alusión, el non sequitur, la silepsis, el juego de palabras, la sátira, la parodia o la paradoja. Y otras no verbales, referentes a una retórica paralela que juega con los gestos, posturas, caídas, resbalones, etc. que se suela denominar humorismo de situación.

TIPOS DE HUMOR

1.     El humor absurdo, también conocido como humor superrealista. Es un tipo de humor que se vale de las situaciones disparatadas o incoherentes para generar la risa en el público; su comicidad se basa en la irracionalidad. Es un humor totalmente alejado de la realidad pero que a la vez nos sumerge en lo esencial de ella. Por ejemplo, el asno que funge de astrónomo para anunciar la lluvia.

2.     El humor blanco. Es un tipo de humor que no contiene connotaciones ni denotaciones negativas (humor negro, a saber: burla, ironía, machismo o feminismo, cinismo, sexismo, racismo, etc.). Se basa en los siguientes elementos: a) el factor sorpresa; b) la calidad (o gracia) del intérprete (continente), y c) la calidad de lo expuesto (contenido). Un tipo de humor blanco es el chiste de salón, que se llama así porque este tipo de humor se aprecia en un salón distinguido. Por ejemplo: La profesora pide a los niños en clase que cada uno describa a su perro que tienen en casa. Entre los alumnos hay dos hermanitos. Luego de realizada la tarea, la profesora le dice a uno de los hermanos: “Tu descripción es exactamente igual a la de tu hermano. ¿La has copiado?” El chico responde: “No, señorita, lo que pasa es que el perro es el mismo”.

3.     Humor gráfico. Son chistes de viñetas y caricaturas, hasta verdaderas historietas, tiras cómicas e incluso planchas enteras. Abundan en la sátira de la actualidad política y social.

4.     El humor hacker. Es un tipo de humor que comparten los expertos en computadoras (en particular, los hackers), que incluye cosas como parodias elaboradas de documentos como especificaciones, estándares, descripciones de lenguajes, etc.

5.     El humor negro  es un tipo de humor que se ejercía a propósito de cosas que suscitarán, contempladas desde otra perspectiva, piedad, terror, lástima o emociones parecidas. Cuestiona situaciones sociales que generalmente son serias mediante la sátira. El asunto más recurrente en el humor negro es la muerte y todo lo que está relacionado con ella. Atañe los temas más oscuros y dolorosos para el ser humano y que, por norma general, suelen resultar controvertidos y polémicos apara la sociedad porque están relacionados con la moral. Algunos ejemplos pueden ser las tragedias, las normas sociales, la sexualidad, los asesinatos, el suicidio, las enfermedades, la pobreza, la locura, el terrorismo, el racismo, la drogadicción, la violación, las discapacidades, la guerra, la religión, la política, etc., pero representados en forma cómica.

6.     El humor negro en la cultura popular. En la vida real

El humor negro aplicado a uno mismo en una situación desesperada es conocido como “Humor de patíbulo” (traducción del inglés: Gallows humor).

Un ejemplo famoso es el de Pedro Muñoz Seca (escritor y autor de teatro español) ante el pelotón de fusilamiento en la Guerra Civil Española:

“Podéis quitarme la hacienda, mis tierras, mi riqueza, incluso podéis quitarme, como vais a hacer, la vida; pero hay una cosa que no podéis quitarme… y es el miedo que tengo”. (es. wikipedia.org/wiki/Humorista).

EL SENTIDO DEL HUMOR (Fragmento de Artes del buen vivir, Roxana Kreimer, Ediciones Anarres).

El sentido del humor es el término medio entre la frivolidad, para la que casi nada tiene sentido, y la sociedad, para la que todo tiene sentido. El frívolo se ríe de todo, es insípido y molesto y con frecuencia no se preocupa por evitar herir a otros con su humor. El serio cree que nada ni nadie deben ser objetos de burla, nunca tiene algo gracioso par decir y se incomoda si se burlan de él. El humor revela así la frivolidad de lo serio y la seriedad de lo frívolo. Se trata de una virtud social: podemos estar tristes en soledad, pero para reírnos necesitamos la presencia de otras personas.

Etimológicamente la palabra divertirse remite a la acción de salirse del vértice, es decir, a la ruptura con el orden cotidiano de significados (…)

Carecer de humor es carecer de humildad, es estar demasiado inflamado de uno mismo. Pero no exageremos la importancia del humor: un mal tipo puede hacer gala de un humor exquisito, y es posible ser buena gente y carecer por completo de sentido del humor. No obstante, quien tiene humor suele ser más estimable que quien no lo posee (…)

El humor es una demostración de grandeza que pareciera decir que en última instancia todo es absurdo y que lo mejor es reír. En su breve escrito de 1927, “El Humor”, Freud pone el ejemplo de un preso que va a ser colgado en la horca un lunes, y ante esta situación el reo dice: “¡Bonita forma de comenzar la semana”.

El humor es una afirmación de dignidad, una declaración de superioridad del ser humano sobre lo que acontece. Cuenta Diógenes Laercio que a Metrocles se le escapó una sonora ventosidad mientras tomaba una clase de filosofía. Tan grande fue el rubor que le sobrevino que se encerró en un cuarto con ánimo de dejarse morir de hambre. Crates entró a consolarlo tras ingerir comida flatulenta y, como no pudo persuadirlo diciéndole que no había cometido ningún absurdo sino que más bien sería cosa monstruosa no despedir los flatos según marca la naturaleza, soltó él también su flato, con lo cual los dos rieron y Metrocles dejó de sentir vergüenza.

Escribe Comte-Sponville (filósofo francés): “Se puede bromear acerca de todo: el fracaso, la muerte, la guerra, el amor, la enfermedad, la tortura. Lo importante es que la risa agregue algo de alegría, algo de dulzura o de ligereza a la miseria del mundo, y no más odio, sufrimiento o desprecio.”

Las virtudes de reír y hacer reír no siempre van juntas. El Corán juzga que quien hace reír al prójimo merece el paraíso, pero nada dice sobre el saber reír. Conocemos gente poco hábil para hacer reír, cuya risa es deliciosamente oportuna y contagiosa. También ellos merecen el paraíso.

La risa aparece como la distancia más corta entre dos personas. No es un mal comienzo para la amistad.

RECURSOS DEL HUMOR
Hagamos un repaso que el humor es una suma de cosas serias.

Lo cómico implica la transgresión de una regla: para que el efecto sea cómico se supone que se conocen las normas que se están violando. En general, lo que viola lo cómico con disposiciones comunes, reglas que, como integrantes del cuerpo social, consideramos como dadas. La torta estrellada en la cara de un señor de smoking que charla seriamente en una reunión resulta cómico porque se supone que se debe convidarle torta, no estrellársele en la cara. Otro ejemplo:

-       ¿Vamos a jugar al Polo?

-       No, mejor vamos a mi casa, que es más cerca . Se está violando una regla, se espera una respuesta adecuada a la pregunta, sin embargo, se juega con la ambigüedad de la palabra “Polo”. Se le propone jugar a un juego, no trasladarse a un lugar.

Otro ejemplo: - ¡Vendo Huevos!, ¡Vendo huevos!

-       Pos, ¿pa qué los quiero vendaos?

La expectativa frustrada: Muchas veces algo nos resulta cómico porque resulta lo contrario de lo que estábamos esperando. En el chiste anterior se espera una respuesta favorable a la oferta de venta de huevos, sin embargo obtenemos otra respuesta que defrauda nuestra expectativa y desconcierta.

Una variedad de este procedimiento frecuentemente empleada por los humoristas consiste en la brusca variación del estilo (lengua formal o informal, tipo de texto que se utiliza). Ejemplo: “En 1879. Alemania: Nace Einstein, gran genio de la humanidad, enunció la teoría de la relatividad. Revolucionó la física moderna. Ganó el Premio Nobel y luchó por la paz mundial. En todos los bailes planchaba”.

El extrañamiento: el ver las cosas, las costumbres, las personas siempre de la misma manera hace que nuestra percepción se automatice. Para evitar esta automatización, para provocar una percepción nueva se utiliza la mirada del extrañamiento; es decir, ver las cosas como si fuera por primera vez, es una percepción renovada.

Ironía: es una figura retórica que supone siempre una inversión. Cuando exclamamos: “¡Qué hermoso te quedó el pelo! Ante un extrafalario corte de pelo de un amigo, pretendemos que este entienda lo contrario. Es una oposición entre el sentido literal y el derivado.

Sátira: es un género que tiene por objeto corregir, por el ridículo, vicios del comportamiento humano, vicios morales y sociales.

Humor costumbrista: manifestaciones artísticas que reflejan hábitos sociales de un lugar y una época. Ofrece un cuadro verosímil, creíble de la vida cotidiana y la presentación de personajes tipo y lugares precisos.

Hipérbole: uno de los recursos de más efecto, es decir, la exageración desmedida de situaciones, vicios, costumbres, defectos y bondades sociales. Se suele denominar a este recurso también “bola de nieve”: va progresando desde una situación normal a una situación absurda por lo desmedida.

Repetición: cuando una frase, un gesto, una actitud o una acción natural y habitual de las personas se repite una y otra vez, llega un momento en que pierde su humanidad y se vuelve mecánica, se automatiza. Lo mecánico resulta inflexible, seriado, y cuando se automatizan hábitos y conductas puede resultar cómico. Por ejemplo el Quijote, personaje que se empeña en luchar y solucionar entuertos más allá del fracaso.

 

EL SIGNIFICADO Y EL ALCANCE DEL BUEN HUMOR

El buen humor, mientras dura, favorece la capacidad de pensar con flexibilidad y con mayor complejidad, haciendo que resulte más fácil encontrar soluciones a los problemas, ya sean intelectuales o interpersonales. Esto sugiere que una forma de ayudar a alguien a analizar un problema es contarle un chiste.
 
Fomenta la creatividad y el aprendizaje. Los niños aprenden con mayor facilidad y eficacia en un ambiente agradable. También se sabe, a raíz del estudio elaborado por el psiquiatra Arnold Luwig en la Universidad de Kentucky (Estados Unidos) que entre un período depresivo y otro se suele disfrutar de una etapa especialmente optimista y, según, Ludwig, es precisamente ahí cuando la mayoría de los genios han creado sus mejores obras.
 
Ayuda a superar el estrés. El neurólogo William Fry, de la Universidad de Stanford, subraya el efecto estimulante de la risa en la circulación sanguínea, en la respiración y, sobre todo, en la oxigenación de nuestro cuerpo. Una simple sonrisa es ya capaz de provocar una secreción mayor de endorfinas, encargadas de producirnos bienestar.

Fortalece el sistema inmunológico. Arthur Stone, psiconeurólogo norteamericano, encontró en la mucosa nasal de las personas más sonrientes una mayor cantidad de inmunoglobulina A, una sustancia que refuerza las defensas del organismo. Además, según el doctor César Díaz Carrera, “en estados de satisfacción, el timo –una glándula situada entre el esternón y el corazón- fabrica más timina, uno de los componentes que contienen los fármacos antidepresivos y que además nos hace resistentes contra las enfermedades”. 

EL HUMOR EN LA EDUCACIÓN (Del libro El valor pedagógico del humor en la educación social, de los autores Jesús Damián Fernández Solís (docente de la Pontificia Universidad de Comillas y Universidad Complutense) y Juan García Cerrada (Director del Departamento de Humor gráfico de la Fundación General de la Universidad de Alcalá).

En el prólogo de dicha obra,  Eduardo Jáuregui (Profesor del Departamento de Business and Social Sciences de la Universidad de Saint Louis, Campus de Madrid), afirma:

“Diversos estudios de investigación en campos como la psicología, la sociología, la pedagogía y la antropología han ido constatando que el humor es un tema bien serio. Como es ya bien conocido, la risa reduce el estrés y nos ayuda a superar problemas personales y tensiones interpersonales. Se trata de un auténtico paraguas sobre las adversidades, un recurso que podemos emplear incluso cuando todo lo demás falla (…), el sentido del humor puede ser un recurso importante a la hora de manejar conflictos y afrontar situaciones emocionales difíciles (…), después de reír somos más creativos, tomamos mejores decisiones, somos más generosos y nos acercamos más a los demás. Sabemos también que el humor juega un papel fundamental en la comunicación, ya que atrae la atención del público, rompe barreras e incluso estimula la memoria. Por lo tanto, tenía razón Oscar Wilde al afirmar que “la vida es demasiado importante como para tomársela en serio”, y creo que lo mismo puede aplicarse al trabajo socio-educativo.

Espero que muchos educadores adopten el humor como una herramienta básica de su trabajo, aprendiendo a tomarse sus labores con seriedad, pero sin una excesiva solemnidad”.

En la Introducción del mencionado libro se dice:

“El educador vive permanentemente entre dualidades; entre el optimismo y cierto grado de pesimismo; entre la esperanza y el desconsuelo; entre la seguridad y la desconfianza, entre la certeza o la duda permanente; entre la ilusión desbordante y el desánimo.

De allí la importancia del humor y de la risa desde diferentes perspectivas:

Primera: de cara a la propia estabilidad emocional y cuidado personal.

Segunda: de cara a buscar nuevos y creativos proyectos de intervención socioeducativa. No cabe duda de que el humor es una llave maestra que abre las puertas de la creatividad y la imaginación a través de talleres, de la elaboración de materiales, del diseño de dinámicas y ejercicios divertidos. El carácter didáctico y motivador del humor pone de  manifiesto su poder como herramienta pedagógica porque se agilizan los procesos de enseñanza-aprendizaje. El humor es la llave maestra para comprender el proceso creativo (Arthur Koestler).

Tercera: Porque es necesario dar una respuesta positiva, alegre y optimista a las personas con los que trabajan los educadores sociales. Una canción popular Idish reza:

                   El ayer ya no existe,

                   todavía no hay mañana,

                   solo un trocito de hoy,

                   no lo estropee con lágrimas.

Cuarta: Porque es un elemento de comprensión de la realidad. El sentido del humor nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea desde una mirada amable, generosa y divertida. Nos hace ver la realidad desde diferentes perspectivas gracias a que: dramatiza situaciones conflictivas; posibilita la observación de los fenómenos con diferentes claves humorísticas de interpretación.

Quinta: Porque genera un estilo de relación socioeducativa: “El día más perdido es aquel que no nos hemos reído”.

En la Memoria de Máster en Lingüística Aplicada a la Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, con el título de El uso del humor en la enseñanza. Una visión del Profesorado de ELE (2010-11, Universidad de Jaén), Francisco Manuel Rivero González y la tutora Dra. Sonia Fernández Hoyos, consignan inicialmente la siguiente expresión del escritor estadounidense Tom Davis:

The job of the teacher is to get students laughing, and when their mouths are open, to get them something on wich to chew”.

En dicha Memoria, los  autores señalan las siguientes funciones del humor:

·         Función motivadora.

·         Función de camaradería y amistad.

·         Función de distensión. Buscamos reducir las situaciones conflictivas por medio de una huida por la escalera de incendios de lo cómico. Esto actuará como una válvula de escape que nos ayuda a la descompresión de los elementos negativos con los que nos podemos encontrar.

·         Función de diversión. Para Francia y Fernández, “El placer de la risa es el placer de los placeres” (2009, p. 61. Educar con humor. Málaga, Edición Aljibe).

·         Función agresiva. Evitar la ironía o el sarcasmo.

·         Función defensiva. Nos adelantamos a los demás demostrando sus posibles argumentos. Yo soy un buen conocedor de lo que me pasa, de cómo soy así que debo ser el primero en reírme de mí.

·         Función intelectual. Nos encontramos con una función cognitiva. Potencia la memoria y la creatividad.

·         Función creativa. Nos facilita el encuentro con nuevas conexiones mejorando la imaginación y la originalidad. Provoca el avance en el conocimiento profundo de la realidad mediante la inspección continuada de la misma.

·         Función transformadora. Es una búsqueda de la transformación, un paso hacia adelante en la historia común.

·         Función pedagógica. Hay un nuevo modelo de enseñanza en el que se prima la buena relación entre educador-educando mediante un ambiente positivo y enriquecedor para ambos. “La comunicación no puede estar basada en la dominación de unos sobre otros” (Flores, 1997. Chistes para facilitar la comunicación entre educadores matemáticos. www. Ugr.es/-flores/textos/artículos/Propuestas/Chistes.pdf.)

 

La relación con el proceso enseñanza-aprendizaje

Mediante el humor se genera un mayor número de procesos de enseñanza-aprendizaje provocando una mayor significación de los mismos.

Sin embargo, Burguess  R. nos recuerda que la introducción del humor en nuestra aula no debe significar crear una rutina diaria o incluir sistemáticamente chistes en todas las lecciones” (2003, p. 45. Escuelas que ríen. Capital Federal Argentina, Editorial Troquel).

El humor tiene su momento, por lo que no tenemos que obsesionarnos con la idea de que todo debe ser vestido de él. La utilización abusiva puede apartarnos de nuestro objetivo principal consiguiendo un efecto contrario al deseado.

Para Mónica Guitart (Entrevista sobre Las ventajas de utilizar el humor en la educación. Universidad de Cuyo, Argentina), “reír es un recurso didáctico que mejora el rendimiento de los alumnos y los predispone de otra manera al aprendizaje, mientras que para el docente representa la oportunidad de establecer otro tipo de relación con el estudiante. Sin embargo, afirma: “Nuestra meta como docentes no debe ser de convertirnos en comediantes, sino la de mediar pedagógicamente a través del humor”.

Finalmente, sobre la relación entre humor y educación, podemos concluir que educar es un acto de amor y el amor es alegría. Amor y Humor son la sístole y la diástole de toda educación con corazón. Amor y humor han de ser considerados elementos típicamente escolares, como son los libros, los cuadernos, los lapiceros o las pizarras.

El aula ha de ser entendida, considerada y vivida como un campo de cultivo de sonrisas, miradas y caricias, como un escenario en el que cada día se hace danzar la vida en el corazón de los niños o como un altar en que los maestros renuevan, cada mañana, su vocación y entrega a la tarea más noble y sagrada del mundo.

El amor pone las llaves y el humor abre las puertas para una educación con Co-razón. Por eso se ha dicho que la mejor enseñanza no es la que se hace de cerebro a cerebro, sino de corazón a corazón.

¿QUÉ HACE REÍR A LOS NIÑOS?

Al preguntarse qué hace reír a los niños, el escritor argentino Luis Pescetti, profundo conocedor del tema, ofrece en su sitio web una larga lista de posibilidades. A su modo de ver, los niños se ríen de la rebelión contra la autoridad –con todas las posibilidades que eso entraña-, de lo que asusta y por consiguiente debe ser desafiado y vencido, del castigo a los que cometen una falta contra la norma –sea intencional o no-, de la pérdida de control, como en ciertos juegos de palabras.

El lenguaje y las formas literarias proponen muchos recursos para experimentar el humor a través de los libros. Juegos de palabras, en los que se alteran sonido y sentido. Exageraciones, equívocos e irreverencias de diversa índole que proponen una dislocación de lo real, de lo conocido. Transgresiones de normas lingüísticas, lógicas y sociales que se manifiestan tanto en juegos con el lenguaje como en acciones y diálogos de personajes.

Por otra parte se encuentra el absurdo, que con su manera demoledora de ubicarse en el mismísimo centro de lo que parece lógico, estremece los cimientos de lo que se da por sentado y no solo invita a la risa sino también a la pregunta y a la crítica. Entre los recursos humorísticos de los que se sirve el absurdo se pueden mencionar la distorsión, la inversión o la exageración de algunos aspectos del mundo real, asociaciones fortuitas de sonidos y rimas, de malentendidos, juegos de homonimia, de perversas confusiones entre los sentidos figurado y literal de las palabras, etc. (Cancelas y Ouviñas, 1977). Las obras de Lewis Carroll y Edward Lear son emblemáticas del absurdo en la literatura para niños. Muchos de los herederos de estos autores: María Elena Walsh, Daniel Nesquens, Luis Pescetti, Ema Wolf manejan el absurdo con mucha habilidad.

La sorpresa, lo inusitado, está en la raíz misma del humor. El contraste entre lo que se espera y lo que sucede genera inevitablemente la risa, como en este poema de Shel Silverstein (estadounidense), de su libro Batacazos:
 

Me senté a la mesa y pedí una chuleta.

Y una suave voz mugió: “Vaya”.

Levanté la mirada y me di cuenta

de que la camarera era una vaca.

 Formas más complejas del humor, como la ironía y la parodia también aparecen con cierta frecuencia en la literatura para niños, pero solo son comprendidas por niños mayores (…) Ejemplo, las obras de Adela Basch (escritora argentina), como Colón agarra viaje a toda costa o Abran cancha que viene don Quijote de la Mancha (parodias).

(Maité Dautant , venezolana)


EL HUMOR EN LA LITERATURA INFANTIL

Francisco Delgado Santos, en El humor en la literatura para niños (2012) dice:

Debo declarar que por más “chistosos”  que pudieran parecer algunos textos, siempre deseché los que pecaban de vulgares, groseros, racistas, sexistas, regionalistas o los que presentaban cualquier tipo de discrimen. Como bien ha señalado Marc Soriano, en el terreno de la literatura infantil, una actitud de burla generalizada no conduce al joven lector a una actitud positiva y tiende a que mantenga las prevenciones que ya tenía. Lo mismo podría decirse de los libros para niños que toman como hazmerreír a los negros,  a los chinos, a los judíos o a los gitanos. La risa suele ser beneficiosa, pero eso no significa que toda risa lo sea.

Veamos algunos textos graciosos:

Un cuento:

Había un perro que se llamaba cuento. Lo aplastó un carro y se acabó el cuento.

Una exageración:

Había un pueblo tan caliente pero tan caliente, que las gallinas ponían los huevos fritos.

Había tanta sequía que las vacas daban leche en polvo.

Cuasirrefranes:

En casa del aplazado… no hay que mentar las vacaciones.

Juegos lingüísticos:

No es lo mismo… pásame la pinza que písame la panza.

 
EL RELATO HUMORÍSTICO

 Es la narración amena y graciosa de un hecho, acto, situación, acontecimiento, o a veces la experiencia del yo, capaz de producir en el oyente o en el lector un estado de ánimo alegre o risueño.

El cuento infantil no puede ser comparado con un texto escolar, con un globo terráqueo o con un mapa, herramientas imprescindibles para ciertos fines pedagógicos específicos. Tampoco puede ser creado a partir de estos fines, pues se limitaría y se trastocaría su esenia literaria. Un “cuento pedagógico” no significa nada para el niño y lo termina olvidando. Y se queda solo como inútil texto que no es ni cuento ni pedagogía: esa es la muerte del cuento.

Un cuento infantil debe ser una vivencia que marca profundamente tanto al lector como al autor, pues se crean verdaderos lazos afectivos, con la posibilidad liberadora de lo imaginario; para el niño, la experiencia de leer debe ser tan intensa como el juego, como el andar en bicicleta, como el tirarse a la piscina, a veces alegre y divertida, a veces cargada de desafíos, triste y hasta atemorizante (Magdalena Helguera. Que el cuento sea cuento)

 
     El niño tiene necesidad física y psicológica de juego y de risa, sabemos que él aprende absorbiendo el mundo por medio de estos dos potentes mecanismos (entre otros), que se establecen como su forma de vida.

Es por ello que el humor en el cuento infantil se hace casi imprescindible, justamente para ajustarse a esa forma de ser del niño, a su concepción del mundo y a su modo de entender y aceptar la realidad, la misma que puede llegar a ser dolorosa.

Henry Berson, filósofo francés, en su ensayo Le rire: Essai sur la signification du comunique, manifiesta que por medio de la risa el hombre, en general logra escapar de la rigidez y el automatismo tan presentes en la sociedad. Él busca en la infancia, depositaria de la mayoría de nuestros sentimientos alegres, las leyes fundamentales de la risa. Berson se plantea el hecho de que a una determinada edad nos volvemos impermeables a las alegrías frescas y nuevas, y que nuestras satisfacciones como hombres y mujeres maduros no son otra cosa que sentimientos de infancia vividos. (Verónica Linares (2010). El humor y el temor en la literatura infantil).
 
Contar cuentos a nuestros niños acerca del hombre y del mundo que lo rodea jugando con el lenguaje, exagerando situaciones y personajes, hará que formemos lectores que aprenderán con placer, lectores que verán el mundo con humor, es decir aprenderán a ver la vida de un modo positivo. (Sara Montalván Arteta (2009). El humor en la literatura infantil).

A ello debemos agregar que los valores del relato humorístico son: estéticos, éticos, educativos, didácticos y estilísticos.

 Pero, después de todo lo dicho, es necesario ponernos en guardia ante ciertos temores cuando a través de la literatura humorística pretendemos una clara y grata invitación a la lectura, a la experiencia literaria y al aprendizaje entre los niños y jóvenes. Como ha dicho Maité Dautant, “todavía existen dudas sobre su validez, ante el temido riesgo de que los pequeños lectores, sobre todo aquellos que se han mostrado renuentes a la lectura, se aferren a los libros que los hacen reír y no se animen a leer otros tipos de textos más retadores ni se dediquen a aprender las cosas serias que necesitan para la vida”.

No cabe duda, sin embargo, de que el relato humorístico es la llave dorada con la cual podemos ingresar al maravilloso mundo de la lectura. Pero también la propuesta humorística puede llegar a convertirse en la puerta de acceso a la literatura global, a la posibilidad del descubrimiento de otra manera de ingresar al mundo de las letras con otro espíritu crítico, con una visión más lúdica que dentro de las actuales corrientes educativas promueven el desarrollo humano. Por eso decía Doménico Cieri Estrada: “La literatura es magia. Es aparecer entre la gente sin estar físicamente, es entrar en las alma sin tener que tocar la puerta”.

Cierro mi disertación leyendo estos textos humorísticos que sin duda les harán sonreír, porque como ha expresado el mexicano Jorge Puente: “Quien tiene una sonrisa sincera en el rostro, tiene a Dios en su corazón.”

EL LEÓN, EL OSO Y EL ZORRO

Cierta vez, el león, cansado de cazar solo, invitó a sus compadres, el zorro y el oso, a acompañarlo. Ellos aceptaron de mil amores, porque sabían que el león era un as atrapando presas.

Fue un día de mucho provecho. Cuando acordaron descansar, habían casado varios conejos, una cabra y un venado. El león se recostó y le dijo al oso:

-       Compadre oso, reparta usted la comida.

El oso, muy comedido, empezó a separar por partes iguales: dos conejos para cada uno, una parte de cabra; y estaba repartiendo el venado, cuando el león saltó sobre él y lo mató en un instante.

Luego le dijo al zorro:

-       A ver, compadre zorro, ahora le toca repartir a usted.

El zorro, ni tonto ni perezoso, entregó todo al león, y solo se quedó con un conejo, el más flaco.

El león sonrió muy satisfecho y preguntó:

-       Compadre zorro, ¿quién le enseño a repartir tan bien?

-       ¡El oso, compadre! ¡El oso!

  

LA VACA ESTUDIOSA

                                        (María Elena Walsh, argentina)
                           Había una vez una vaca

en la quebrada de Humahuaca.


Como era muy vieja, muy vieja

estaba sorda de una oreja.

 
Y a pesar de que ya era abuela

un día quiso ir a la escuela.

 
                               Se puso unos zapatos rojos,

guantes de tul y un par de anteojos.

 

La vio la maestra asustada

y le dijo: Estás equivocada.

 

Y la vaca le respondió:

-¿Por qué no puedo estudiar yo?

 

La vaca, vestida de blanco,

se acomodó en el primer banco.

 

Los hicos le tiraban tiza

y no podían más de risa.

 

La gente llegaba en camiones,

en bicicleta y en aviones

 

Y como el bochinche aumentaba,

en la escuela nadie estudiaba

 

La vaca, de pie en un rincón,

rumiaba sola la lección.

 

Un día toditos los chicos

se convirtieron en borricos.

 

Y en ese lugar de Humahuaca

 la única sabia fue la vaca.

 

       

EL ZORRO Y EL CONEJO

Ciro Alegría

Una vieja tenía una huerta en la que diariamente hacía perjuicios un conejo. La tal vieja no sabía quién era el dañino. Y fue así como dijo: “Pondré una trampa”

 

Puso la trampa y el conejo cayó, pues llegó la noche y en la oscuridad no pudo verla. Mientras amanecía, el conejo se lamentaba: “Ahora vendrá la vieja. Tiene muy mal genio y quién sabe me matará”.

 

En eso pasó por allí un zorro y vio al conejo. ¿Qué te pasa?, le preguntó riéndose. El conejo le respondió: “La vieja busca marido para su hija y ha puesto una trampa. Ya ves, he caído. Lo malo es que no quiero casarme. ¿Por qué no ocupas mi lugar?, la hija es buenamoza”.

 

El zorro pensó un rato y después dijo: “Tiene bastantes gallinas”. Soltó al conejo y se puso en la trampa.

 

El conejo se fue y poco después la vieja salió de su casa y acudió a ver la trampa. “¡Ah!, ¿conque tú eres?”, dijo y se volvió a la casa.

 

El zorro pensaba: “Seguramente vendrá con la hija”. Al cabo de un rato retornó la vieja pero sin la hija y con un fierro caliente en la mano.

 

El zorro creyó que era para amenazarlo a fin de que aceptara casarse y se puso a gritar: “¡Sí, me caso con su hija!”

 

La vieja se le acercó enfurecida y comenzó a chamuscarle al mismo tiempo que le decía: “¿Conque eso quieres? Te comiste mi gallina, destrozas la huerta y todavía deseas casarte con mi hija… Toma, toma”. Y le quemaba el hocico, el lomo, la cola, las patas, la panza.

 

La hija apareció al oír el alboroto y se puso a reír viendo lo que pasaba. Cuando el fierro se enfrió, la vieja soltó al zorro. “Ni más vuelvas”, le advirtió.

 

El zorro dijo: “Quien no va a volver más es el conejo”. Y se fue todo rengo y maltrecho.

 
Muchas gracias.

 

 
 

CREATIVIDAD, DEDICACIÓN Y REFLEXIÓN EN EL TABAJO INTELECTUAL DE LUZMAN SALAS SALAS, NOTABLE ESCRITOR CAJAMARQUINO

                                                      Por: Carlota Flores Scaramutti de Naveda

 

La creación literaria es además de una intensa pasión, el ejercicio de una profunda y dedicada reflexión que compromete , a quienes la experimentan, a dedicar horas y horas, días y días en busca de las palabras, de los términos exactos, de las figuras más creativas para reinventar la realidad y dar también testimonio de ella.

 

Tal es el caso de nuestro intelectual, Dr. Luzmán Salas Salas cuya obra acredita esta ceremonia de incorporación a la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil.

 

Por ello, presentar, de un modo sucinto, el  muy valioso trabajo de este ya notable escritor es una tarea difícil y compleja, sin embargo, lo intentaré.

 

Unos datos de su biografía iluminarán mejor el conocimiento de su producción intelectual..

 

LUZMAN SALAS SALAS, nació en Cajamarca, la histórica ciudad, en la provincia de Cutervo, distrito de Choros , en 1941 y, como reseñan sus biógrafos, “a orillas del célebre río Marañón”, el de las mil y un novelas, relatos y aventuras.

 

Entre 1956 y 1960, fue becario en el Colegio Nacional “San Ramón” de Cajamarca. Luego, entre 1961 y 1965, cursó estudios superiores en la Facultad de Letras y Educación de la Universidad Nacional de Trujillo. Al concluir, optó el título de Profesor  de Educación Secundaria en la Especialidad de Castellano y Literatura, obteniendo además los siguientes Grados Académicos: Bachiller en Educación, grado al que accedió con la tesis “La Lírica cajamarquina contemporánea” (1978); Doctorado en Educación (1980), grado para el que sustentó la tesis “La Literatura Infantil cajamarquina aplicada a la educación”.

 

Su ejercicio docente explica además su permanente afán innovador así como su tarea minuciosa como investigador. Catedrático de la Facultad de Educación de Cajamarca, ha ejercido además el delicado cargo de Decano, tarea que lo condujo a lograr la formación idónea de innumerables

docentes, profesionales muy valiosos para nuestro país.

 

Pero la contribución de Luzmán continúa, en la actualidad labora en la Escuela de Post Grado de la Universidad Nacional de Cajamarca y es Asesor en temas de desarrollo y gestión en esta   muy importante región.

 

Acerquémonos ahora a la muy valiosa producción  bibliográfica, verdadero aporte intelectual a las letras peruanas y a la cultura nacional.

 

1.    LA PRÁCTICA DOCENTE (1970)

 

2.    LITERATURA INFANTIL (1979)

Coautor : Saniel Lozano Alvarado

 

3.    EN BUSCA DE LA PALABRA (1977)

Coautores : Saniel Lozano Alvarado, Iván León Castro y Jorge Vidal Asencio Sangay

 

4.    ANTOLOGÍA DE LA LITERATURA INFANTIL CAJAMARQUINA (1981)

 

Con 103 páginas, la publicación corresponde a Lluvia Editores y las ilustraciones al siempre presente Manuel Ibañez Rosazza.

En el prólogo, el propio autor declara: ”Los  autores consignados son poetas a quienes la realidad les ha entrado por los sentidos y, en consecuencia, son creadores impactados por su mundo circundante”.

 

 Especifico que esta antología contiene una muy bella selección de poesía, de cuento, de leyenda y de teatro.

 

Destaco en poesía la selección de textos de líridas como Mario Florián, Oscar Corcuera, Jorge Díaz Herrera, entre otros

 

En cuento: Julio Garrido Malaver, Andrés Zevallos De la Puente, entre otros.

 

Acertadas recopilaciones de leyendas como la tan difundida “La pampa de la culebra”

 

Y, en teatro,: Jorge Díaz Herrera y Marco  Antonio Corcuera.

 

Luzman, con acierto, declara en este su libro que : “Una antología conlleva una serie de pecados agravantes. Nunca satisface todos los gustos ni todos los criterios, mucho más cuando en ella no figura la totalidad de los autores que deberían integrar este grupo selecto".

 

5.    LITERATURA INFANTIL Y EDUCACÓN (1985)

Coautor: Saniel Lozano Alvarado

 

Este libro ,con 219 páginas, al inicio nos acerca al pensamiento del notable poeta y maestro hindú, Rabindranath Tagore, quien fundó una escuela ideal –Santiniketán- ; la cita dice : “Para ser maestro de niños es completamente necesario, olvidar lo que sabemos y que hemos llegado al término de los conocimientos. Si se quiere ser un verdadero guía de niños, no hay que pensar en que se tiene más edad, ni que se sabe más, ni nada por el estilo; hay que ser un hermano mayor, dispuesto a caminar con los niños por la misma senda del saber elevado y de la aspiración. Y el único consejo que puedo daros en esta ocasión, si habéis de dedicaros a enseñar a los hijos del Hombre, es esto: que cultivéis el alma del niño eterno.”

 

Sobre este libro, Jesús Cabel, anota: “No existe en la historia de la Literatura Infantil en el Perú, un estudio tan amplio, documentado y profundo sobre las postulaciones que propugna esta literatura y su relación directa con la educación.”

 

“Despertar en la infancia el alto interés por la belleza de la palabra” es la meta fundamental  y que traduce, con fidelidad este libro.  

 

6.    POETAS DE CAJAMARCA (1986)

Con 349 paginas, este libro ha sido hecho por Imprenta Editora Los Andes .Luzmán declara: “El presente estudio sobre la poesía cajamarquina abre un nuevo espacio , rescata figuras olvidadas y apunta peculiaridades – como el sincretismo de las corrientes literarias- que invalidan los juicios generales sobre el ritmo de nuestro quehacer literario.

Luego afirma : “Poetas de Cajamarca significa un acto de respeto a la poesía.”

El libro comprende siete capítulos. De un modo sucinto hago referencia a la temática desarrollada.

1er Capítulo: Albores de la poesía cajamarquina. Manifestaciones aurorales coincidentes con el movimiento romántico y la publicación de los primeros periódicos en Cajamarca.

2do Capítulo: El Neoclasicismo, el Romanticismo y Modernismo en Amalia Puga y Diego Camacho.

3er Capítulo: Los románticos: Pedro Barrantes, Abelardo Pita, Felipe Alva, Iren Pereyra,

4to Capítulo: La inquietud modernista con representantes de la talla de Yolanda Westphalen y Mariano Ibérico.

5to Capítulo: Tendencias de vanguardia, análisis del regionalismo indigenista y del regionalismo cholista. La obra de Anaximandro Vega

6to Capítulo: Estudio de los poetas más logrados en esta etapa contemporánea: Mario Florián, Julio Garrido Malaver, Demetrio Quiroz Malca.

7mo capítulo: los últimos, los nuevos.

“Esta obra –explica el prólogo- no solo pretende ser la historia de la poesía cajamarquina, sino recogerla a través de sus más visibles representantes, descubrir además el genuino espíritu provinciano, abrir el pórtico para ingresar en la heterogeneidad de las literaturas regionales.”

          7.VALLLEJO Y LOS CAJAMARQINOS  (1993)


 

      8-EL RELATO HUMORÍSTICO. ACCESO A LA LECTURA E INTERPRETACIÓN.

 

Con 118 páginas, este libro fue editado en 1999, encierra en sus páginas el resultado d una investigación experimental en torno al ejercicio de la Literatura motivada con el relato breve, ameno y gracioso.

         

      9.MANUEL IBAÑEZ ROSAZZA .PERSONALIDAD, VIDA Y OBRA (2001)

 

      10. LECTURAS SELECTAS SOBRE CAJAMARCA (1era edición, 203)

 

      11. MARCO ANTONIO CORCUERA: PRESENCIA EN LA POESÍA PERUANA

             (2005)

          

Con esa delicadeza del artista de la palabra que es Luzmán tuvo la gentileza de enviarme algunos textos narrativos que leí con suma atención y quiero hoy, como un reconocimiento más a la obra de nuestro escritor, leer el breve comentario que escribí:

 

Con deleite ,leo los textos narrativos de Luzmán Salas y, en sus líneas, creo reconocer cómo la belleza del paisaje de Cajamarca parece haber dotado de innumerables virtudes expresivas a  su palabra creativa.

 

Conmovida, recorro cada línea de los cuentos, uno a uno: LA LLUVIA TIENE LA CULPA; EL ARMARIO ; EL ATOLLADERO ; MISTERIO DEL RÏO y DON FERMÍN.

 

Leo y vuelvo a leer.

 

Los textos atrapan mi atención, me cautivan. Con Aristóteles, en su célebre “Poética”, podría afirmar que han generado “éleos” en mi particular experiencia como  lectora, es decir, que cada relato breve pero

Intenso, ha conmocionado mi intelecto, mi imaginación y mi afectividad. Especialmente el relato EL ARMARIO, tal vez por el espíritu romántico que traduce la protagonista.

 

Un notorio sentido del humor invade el suceso que motiva LA LLUVIA TIENE LA CULPA. Luzmán recurre, con maestría, a lo insólito, a lo inesperado para desencadenar una situación jocosa para el lector y de pavor para los protagonistas. Excelente, Luzmán.

 

El amor siempre es un tema definitivamente importante porque atañe a lo esencial del ser humano, de allí que en EL ARMARIO, Luzmán logre sumar al misterio y la curiosidad, el amor como posibilidad y logra producir un texto que se apropia de nuestro pleno interés.

 

La presencia de seres de la naturaleza, de animales como personajes, denota esa ruralidad casi implícita en la vida de Cajamarca.

 

En EL ATOLLADERO, la trágica escena que comparten la vaca baya y el toro mulato nos inquieta de tal modo que, sin duda, hubiésemos querido estar allí para salvarlos. Tal el talento narrativo de Luzmán, capaz de generar tensión y expectativa.

 

Las múltiples historias basadas en creencias, supersticiones y sucesos, casi siempre ficticios, van de boca en boca y son presentadas en MISTERIO DEL RÍO  a un protagonista viajero que, ejerciendo el  arte de escuchar, se introduce en el mágico mundo de la tradición oral.

 

Y, nuevamente esa notable vena jubilosa y humorística del espíritu cajamarquino, tan presente en los relatos amenos e impactantes de nuestro autor, se grafica en la historia de DON FERMÍN. El error que este comete  constituye el eje narrativo.

 

Leer los cuentos de Luzmán Salas, sin duda, es participar de una verdadera fiesta de la palabra, de la motivación para llegar sin respiro al final de cada historia y quedar, finalmente, complacidos, gratificados por tener autores de probado talento narrativo.

 

Leer la obra de Luzmán es formar parte activa de esta sociedad del conocimiento, del uso  sagrado y creativo de la palabra que siempre acredita lo mejor de nosotros mismos.

 

                                   Dra. Carlota Flores Scaramutti de Naveda

 ADHESIONES


 

ADHESIONES A LA INCORPORACION DEL ESCRITOR LUZMAN SALAS SALAS

Charla de Sylvia Puentes de Oyenard en el Conrad La Academia Latinoamericana de Literatura Infantil y Juvenil y la Academia Uruguaya de Literatura Infantil y Juvenil adhieren al acto de incorporación del escritor Luzmán Salas Salas como miembro de número de la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil y, al saludar a los distinguidos integrantes de la Academia Peruana de LIJ que preside el prestigioso escritor Dr. Roberto Rosario, reafirman su confianza en que el arte es el mejor puente para la confraternidad y el entendimiento de los pueblos. Con un abrazo latinoamericano

Dra. Sylvia Puentes de Oyenard  
Presidenta de la Academia Latinoamericana de Literatura Infantil y Juvenil


---o---

Salem, Oregón, 23 de abril de 2015

La incorporación del escritor Luzmán Salas Salas como miembro de número de la Academia Peruana de Literatura Infantil y Juvenil es un acto de justicia que prestigia a esa corporación.

Luzmán Salas Salas es un intelectual que sobresale por sus virtudes como escritor, profesor y crítico literario. En un país como el nuestro en el que superados prejuicios virreinales aceptan como “de nivel nacional” solamente a quien vive en Lima, Salas ha dedicado su vida a mostrar la riqueza cultural de Cajamarca, en su propia obra y en la de los poetas y escritores a quienes ha estudiado o prologado.

Salud y felicito al doctor Roberto Rosario, presidente de la APLIJ, y le deseo éxito en su importante tarea.

Eduardo González Viaña 
Miembro de número de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. 
Catedrático emérito de Western Oregon University